Prensa Regional Huaraz
El origen de la danza de los shacshas es pre inca. Indudablemente que con el correr del tiempo y la influencia española, ha sufrido... Origen e historia de los Shacshas
Síguienos en Facebook »

origen historia shacshas

El origen de la danza de los shacshas es pre inca. Indudablemente que con el correr del tiempo y la influencia española, ha sufrido cambios radicales.

Cuando observaron ésta y otras danzas, los cronistas españoles la anotaron como datos curiosos. Esto señala José de Acosta “Vi también mil diferencias de danzas que imitaban diversos oficios, como de ovejeros, de labradores, … ordinariamente eran todos con sonido y paso y compás muy espaciosos y flemático”. Citado por María Ames (1997: 5). Esta investigadora cree que esta danza originariamente estaba ligada a la agricultura y a la caza. “tal vez en su lejano inicio haya sido una danza totémica, dedicada a uno de esos camélidos (la llama y la alpaca), o también pudo haberse derivado del ‘llamamichic’, bailado por los pastores de llamas” (1997: 4).

Otra versión es la de la historiadora María Rostworowski (1983: 54), quien sostiene que en el mundo andino “las prácticas de religiosidad se manifestaban a través del culto a diversos dioses como Illapa, las pacarinas, las huacas, los mallquis y las conopas”. Illapa era el dios del trueno. Según esta misma autora, Illapa sería conocido como Libiac en la sierra norte.

Coincidiendo que la danza de los Shacshas estaba dedicada a un dios andino, al referirse a Huarás, el investigador Marcos Yauri (1993: 128) señala que “la deidad mayor de la zona era Guari, a quien le estaban dedicados los santuarios de Pumacayán, Willcahuaín y Póngor. Guari, fue la primera deidad del ande ancashino, se le conocía como el dios civilizador, que enseñó a los hombres la agricultura y tenía poder sobre los elementos de la naturaleza, el rayo, el granizo y la lluvia. Tenía lo atributos de la serpiente, el jaguar y el águila. Su representación original estaría en la gran huanca sagrada de Chavín, mal llamada hoy en día Lanzón Monolítico.

A la llegada de los españoles, el culto a los antiguos dioses fue reemplazado por el cristianismo. “La invasión y la conquista española trajeron consigo la evangelización, provocando un choque entre dos formas de religiosidad. Algunos estudios conciben este cambio en las convicciones indígenas, como una transición angustiosa y desgarradora; para un indígena ser cristiano significaba renunciar a sus dioses, a sus mitos, sus costumbres y su propia moral. De este modo, ambas religiones comienzan a vivir en permanente contradicción. Más adelante surge un sincretismo religioso, mediante el cual los indígenas conservan algunas de sus antiguas costumbres, pero incorporadas a los rituales cristianos. Esto se observa en diversas fiestas patronales en el Callejón de Huaylas, donde las danzas, como la de los shacshas, se conservan como parte de una costumbre indígena incorporada al culto de imágenes católicas como el Señor de la Soledad en Huarás y la Virgen de las Mercedes en Carhuás”, según Noemí López. (2007: 12).

Con el advenimiento del cristianismo, las fiestas andinas se camuflaron en las fiestas cristianas. La danza ritual agrícola que se desarrollaba en el capac hucha, en el mes de mayo, pasaría a celebrarse coincidiendo con la fiesta cristina de la Invención de la Santa Cruz, el 3 de mayo. “Hay diferentes costumbres modernas que conservan aún la huella del antiguo ritual del capac hucha: la fiesta católica de la cruz, que se celebra en mayo, es probablemente la que más se le acerca”, señala Tom Zuidema, (1989: 141). “Indudablemente, la peregrinación de las cruces que vienen a resacralizarse, se inscribe dentro de la tradición de la capac hucha”, nos dice Marcos Yauri (1993: 138).

PUEDES VER  Foro sobre la laguna Palcacocha

Los Shacshas de Huarás danzan exclusivamente en el mes de mayo para el Señor de la Soledad, cuya imagen empezó a venerarse en la zona en el siglo XVIII, en reemplazo de la imagen de San Sebastián, antiguo patrón de Huarás. Con el paso del tiempo se fue adaptando la vestimenta de la danza a los cánones europeos, así como los instrumentos que la acompañan incorporaron elementos foráneos.

Antes del terremoto, los Shacshas venían de las estancias. En la ciudad sólo habían dos grupos, los Shacshas de la familia Valverde y del zapatero Salazar. La familia Valverde dejó de bailar Shacsha a raíz del sismo. La del zapatero Salazar tomó el nombre de “Flor de Huarás” y competía con los Shacshas que venían de Paramonga. Aún sigue danzando en la actualidad, habiendo asumido la responsabilidad de continuar con la tradición, los hijos de don Víctor Salazar. En un afán de preservar esta danza ancestral, surge luego del sismo, el grupo “Santísima Trinidad” en el bario de la Soledad, dirigido por don Saúl Romero; este grupo de Shacshas aún continúa danzando.

En la década del 80 del siglo pasado, es que esta danza comienza a tomar nuevo vigor. Se crea un grupo de Shacshas en el barrio de El Pedregal a insistencia del joven músico José Torres Ocaña, ese grupo en la actualidad se llama “Corona del Señor de Mayo”. Es a partir de este hecho que en pocos años, en los diversos barrios de la ciudad, grupos de jóvenes se organizan y constituyen sus agrupaciones de Shacshas. A inicios del nuevo siglo, son cerca de sesenta los nuevos grupos de Shacshas en la ciudad de Huarás.

Surge un problema cuando los nuevos grupos, sin una asesoría ni dirección, cambian algunos elementos básicos de esta danza. Tanto en la vestimenta como en las acrobacias y la música, los jóvenes imponen su propia visión. Es por ello que los grupos reconocidos, “Flor de Huarás” y “Corona del Señor de Mayo”, alzan la bandera de la tradición, mientras que los nuevos grupos gustan de autoproclamarse “Shacshas modernos”.

Marcos Yauri, en conferencia dictada en el INC Ancash el 10 de junio de 1998, señala que es positiva la aparición de los nuevos grupos de Shacshas, pues son parte de nuestra identidad cultural, la misma que no es estática, es dinámica, asimila lo nuevo y lo transforma a su realidad para mantener su vigencia.

Fuente: Página de facebook Shacsheros en Lima

¿Y tú, que opinas?